Los beneficios de 5 días sin meditación

Los beneficios de 5 días sin meditación

Hay veces que por H o por B no puedo realizar meditación formal (esterilla y cojín), son pocas veces las que se amontonan días sin mi práctica, pero cuando sucede, se da un efecto paradójico, aprendo mucho más de mi misma, de mi proceso y de los espacios internos a los que la meditación formal me permite acceder.

Teniendo en cuenta que las emociones tienen un marcador somático, el idioma que utiliza para comunicarme mi cuerpo la ausencia de 5 días sin práctica, se traducen en lo siguiente:

  • La espalda me manda señales de cierre, pinchazos y aparatosidad.
  • Las piernas las siento cargadas, sosteniendo un peso que no les pertenece, las articuladiciones de las rodillas se relacionan con fricción.
  • Los músculos y ligamentos se acortan y en los brazos esa incómoda sensación no me permite relacionarme con espaciosidad en el mundo.
  • El pecho se contrae, siento como se cierra una puerta, donde hace 5 días el tórax se abría como un girasol buscando el sol, después de 5 sin mover conscientemente el cuerpo, mi pecho se repliega, huyendo de no sabe muy bien qué.
  • La respiración, el puente de unión entre cuerpo y mente, pierde el ritmo coordinado y la mente no le regala la conciencia plena que se merece,  el puente se tuerce y me noto más agitada emocionalmente.
  • La mente se asusta más y se encripta en el migratorio piloto automático que se activa cuando estamos al mismo tiempo, en todos y en ningún lugar.

meditacion

Llega el 6º día y por fin le hago un lugar al presente, tiendo la esterilla, coloco cerca también el zafú (cojín de meditación) y como por arte de práctica, me enraizo casi sin esfuerzo al suelo del aquí y del ahora:

  • Voy notando en cada movimiento coordinado y guiado por cada inhalación y exhalación que mi espalda se descontractura.
  • Mis piernas sueltan la presión de la carga impuesta.
  • Las estructuras se alargan y la longitud de los brazos crecen como lo hacen los que piden y merecen se abrazados.
  • Mi pecho se abre, aparece incluso una señal acústica corporal, suena varias veces en extensión un “clack ” y así voy irguiendo y expandiendo la voluntad de la acción y el afecto sereno.
  • Mi respiración es atendida y ella, de naturaleza agradecida, se acopla a un ritmo que me equilibra: Inhala/Exhala/Inhala/Exhala/In/Ex/In/Ex/ dentro/fuera.
  • Conecto y observo el espacio de la mente, mi foco atencional se queda quieto en el presente, y en el presente suceden y se mueven muchas cosas:

“Qué bien me sienta esto!”: “Inhalo/ Exhalo”.

El ego que le acompaña: “ Voy mejorando, he conseguido sostener una postura complicada”: “In/Ex”.

“Ojalá encuentre trabajo mi amiga pronto..”  “Inhalo y exhalo”.

“Tengo que leer este artículo, eso me recuerda…que también tengo que llamar a varios pacientes”: “In/Ex”.

“Joder, el gato haciéndose las uñas en la esterilla ¿le regaño?”: “Inhalo/Exhalo”.

“¡Cómo me  pica el pie, que pase por favor!”: “In/Ex”.

“Ay la lluvia…. Me encanta el sonido de la lluvia”: “Inhalo hacia adentro/Exhalo hacia fuera”.

“¿Qué hora será? Tengo hambre”: ” Inhalo/ Exhalo”.

¡Qué frío, tenía que haber cogido la manta”: “In/Ex”.

El sonido del programa de cotilleo de la vecina “que Marujilla es”: Inhalo/Exhalo”.

“Pero Gema, ¿por qué demonios juzgas?”: “Inhalo/Exhalo”.

“Bueno, no añadas juicio al juicio, ACEPTA”: “Dentro/Fuera”.

Nero, mi gato, me muerde sin daño el pie y abro lentamente los ojos, me ha traído un ratón de plástico y me doy cuenta que quiere jugar, me siento más preparada que nunca para saborear esta oportunidad que se me presenta. La meditación continua mezclada Ahora con la vida. Inhalo/ Exhalo y juego con Nero.

En la meditación uno se da cuenta de que ni los problemas, pensamientos y emociones cesan, sólo abandonamos la inconsciencia que los acompañan. El saberse observador/a permite reconocer y relacionarse con las diferentes partes de nosotros mismos (incluso con las que menos nos gustan) de una manera más sana. Esa es la magia.

 

Gema Cortés, psicóloga.

Psinergia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.